TRASTORNO FRONTERIZO DE LA PERSONALIDAD

Trastorno límite de la personalidad Frontera - Lorenzo Recanatini

Ilustración de Lorenzo Recanatini - Alpes Editore





los Trastorno límite cae dentro Desorden de personalidad que se caracterizan por formas de pensar y comportamiento desadaptativas que se manifiestan de una manera generalizada, rígida y aparentemente permanente.





Involucran diferentes esferas de la vida y se caracterizan por una baja conciencia, es decir, a las personas les cuesta ver que su forma de pensar y actuar es problemática o solo lo notan parcialmente.

los Trastorno límite de la personalidad es muy variado pero tiene dos núcleos de apoyo, el primero vinculado a la regulación de las emociones, el segundo al ámbito de las relaciones.

En cuanto a la relación con las propias emociones, la Trastorno límite de la personalidad se caracteriza por una fuerte inestabilidad psicológica. Las emociones son muy intensas, en varias direcciones. En el extremo, la experiencia psicológica de los estados emocionales puede conducir a (1) estados mentales de vacío o (2) estados mentales de caos emocional incontrolado.

los personas con trastorno límite de la personalidad temen estos estados y tratan de evitarlos y controlarlos, a veces con estrategias contraproducentes. La reacción al vacío o al caos emocional es desregulada, impulsiva e intensa y puede incluir: acciones impulsivas (p. Ej., Enojo), abuso de sustancias, gestos autolesivos . El objetivo es intentar sentirse vivo (en contraposición al estado de vacío) o sentirse tranquilo y seguro (en contraposición al estado de caos) o no sentir en absoluto.

Relaciones interpersonales en el trastorno límite son inestables al igual que el comportamiento. En este sentido, la sensibilidad del límite se centra en reconocer y evitar el sentimiento de rechazo o abandono.

Por esta razón las personas con trastorno límite pueden adoptar comportamientos dependientes (ponerse a disposición del otro, dedicarse a él o idealizarlo), son aprensivos y preocupados ante las señales ambivalentes del otro (cualquier signo de leve desprendimiento es una amenaza de abandono disruptivo) y por ello también pueden ser muy controlador ya veces paranoico en la relación.

Finalmente, pueden experimentar un fuerte enojo cuando el otro se aleja o pueden rechazarlo de antemano con enojo para evitar ser abandonados.

Diagnóstico del trastorno límite de la personalidad

Diagnóstico del trastorno límite de la personalidad esperado en DSM-5: el nuevo manual proporciona a los clínicos una descripción del trastorno que no difiere excesivamente del diagnóstico del DSM IV, pero que garantiza, gracias a su metodología dimensional, la posibilidad de establecer la 'gravedad' de la trastorno límite y las áreas específicas por las que se caracteriza.

Trastorno límite de la personalidad estará determinada por un criterio nuclear (A) definido por:

(1) un deterioro del funcionamiento del yo, o por una autoimagen inestable, sentimientos de vacío / soledad, inestabilidad en las metas y falta de planificación;

(2) un deterioro del funcionamiento interpersonal constituido por la dificultad de la 'cercanía afectiva' caracterizada por una preocupación generalizada de ser rechazado y abandonado y al mismo tiempo por el temor de que la intimidad excesiva pueda ser 'amenazante'.

El segundo criterio (B), investigado solo si se cumple el primero, se refiere a:

(1) afectividad negativa, es decir, labilidad emocional y síntomas de ansiedad y depresión;

(2) desinhibición, expresada con tendencia a la impulsividad y conductas de riesgo;

(3) antagonismo o tendencia generalizada a la hostilidad.

Estos rasgos también deben ser relativamente estables en el tiempo (C), no atribuibles a características socioculturales (D) ni a la alteración por efecto de sustancias (E).

Etiopatogenia del trastorno límite de la personalidad

Estudios que se han centrado en el papel del componente genético en el desarrollo de una Trastorno límite de la personalidad sostenían una herencia parcial, de aproximadamente el 50%. Recientemente (Distel 2012), sin embargo, se ha hipotetizado la transmisibilidad de solo algunos componentes, como la impulsividad, pero no la trastorno límite como un todo. En cambio, otros autores se han centrado en el impacto decisivo de la variable socioambiental en el desarrollo del trastorno.

A partir de esta concepción se despliegan una serie de orientaciones teóricas que identifican el 'origen' de trastorno límite en presencia de una experiencia traumática temprana (Kernberg, 1994), en la interacción de una vulnerabilidad biológica y un entorno incapacitante (Linehan 1993), en una relación de apego al fracaso (Fonagy 2000).

Los modelos teóricos identifican el núcleo de la trastorno límite en una falta de integración de los componentes divididos del yo, en una desregulación emocional o en una capacidad mental deficiente.

Psicoterapia para el trastorno límite de la personalidad

Varios enfoques psicoterapéuticos efectivos surgen de la literatura científica en el tratamiento de la trastorno límite de la personalidad . En particular, ensayos clínicos recientes afirman que este tipo de pacientes obtiene los mayores beneficios de formas estructuradas y específicas de psicoterapia para este trastorno. La evidencia empírica aporta evidencias que favorecen especialmente la Terapia Dialéctica Conductual (DBT: Linehan, 1993) y el tratamiento basado en la mentalización (MBT: Bateman & Fonagy, 2004). Lo que parece relevante es que una forma eficaz de psicoterapia es más eficaz que el llamado 'tratamiento habitual' (TAU -Tratamiento como de costumbre).

El objetivo de estas terapias es ofrecer un método para promover la regulación de las emociones y la resolución de los problemas que se encuentran en la vida de las personas. pacientes limítrofes (París, 2010). Los resultados de la investigación empírica han demostrado que una forma bien estructurada de psicoterapia puede producir resultados que los TAU no logran. Veamos en detalle los componentes de estos enfoques psicoterapéuticos.

Terapia dialéctico-conductual para el trastorno límite de la personalidad

La Terapia dialéctico-conductual (DBT) es una adaptación de la terapia cognitivo-conductual. Fue desarrollado por la psicoterapeuta estadounidense Marsha Linehan (1993) y su piedra angular es la formación en el manejo de las emociones disfóricas y en la búsqueda de conductas alternativas a conducta autolesiva y abuso de sustancias. El programa incluye reuniones individuales y grupales y disponibilidad telefónica del médico.

no mantener la erección

El estudio de eficacia inicial mostró que DBT es claramente superior a TAU en la reducción de la automutilación, el abuso de sustancias y el número de ingresos hospitalarios (Linehan et al., 1991; Linehan et al., 1993).

Sin embargo, quedan algunos problemas sin resolver. Aunque la muestra original se sometió a este tipo de psicoterapia hace más de 20 años, no hubo estudio de seguimiento, por lo que se desconoce si los pacientes tratados mantuvieron su evolución y siguieron mejorando. Además, otra evidencia empírica (McMain et al., 2009) parecería mostrar que aunque la DBT es más efectiva que otros tratamientos, puede corresponder a otras terapias igualmente estructuradas y diseñadas específicamente para esta población clínica.

Tratamiento basado en la mentalización para el trastorno límite de la personalidad

los Tratamiento basado en la mentalización (MBT, Mentalization Based Treatment) es una técnica desarrollada por Bateman y Fonagy a partir de 2004, que deriva del concepto según el cual pacientes limítrofes necesitan aprender a 'mentalizar', es decir, a mantenerse alejados de sus estados de ánimo, observando atentamente sus propias emociones y las de los demás. La teoría detrás de MBT sugiere que esta habilidad se desarrolla a través de un proceso de experiencias infantiles en el que las personas se sienten consideradas en los pensamientos de los demás (especialmente los padres) dentro de una relación de apego seguro con figuras significativas capaces de tener “en cuenta” y considerar al otro (Bateman & Fonagy, 2004).

En el pacientes con trastorno límite de la personalidad esta capacidad se vería comprometida por una actitud pobremente mentalizante y 'reflexiva' por parte de las figuras de referencia, que no responderían adecuadamente a las vivencias emocionales del sujeto, provocando así un trauma evolutivo.

MBT parte de una base teórica psicoanalítica pero también utiliza métodos cognitivos. De hecho, este tratamiento es similar en muchos componentes al DBT: en ambas formas de psicoterapia i pacientes limítrofes están entrenados para observar sus emociones, tolerarlas y manejarlas de una manera más adaptativa. En MBT, sin embargo, la formación es menos detallada y formalizada que en el DBT. El paciente es estimulado y animado de manera bastante continua a mentalizar cada uno de sus estados emocionales e impulsivos, pero no se le muestra operativamente, mediante ejercicios cognitivos o conductuales, cómo podría lograr esta mentalización.

En 1999, se realizó una primera prueba a través de un ensayo clínico aleatorizado en una muestra modesta (n = 41) en un programa de 18 meses: los resultados mostraron que el MBT era mayor que el TAU. Posteriormente, se observó la muestra durante 8 años, notándose una mejoría estable de los síntomas clínicos. MBT fue significativamente mayor en la disminución de los intentos de suicidio y los ingresos hospitalarios. Por tanto, los autores concluyeron que sus datos confirman la necesidad de una psicoterapia estructurada para la trastorno límite de la personalidad .

Otras terapias para el trastorno límite

Otros enfoques psicoterapéuticos que son efectivos en el tratamiento de trastorno límite estoy ahí Psicoterapia centrada en la transferencia (Transference Focused Therapy, TFP) de Kernberg (validado en un ensayo de 2002). TFP, como MBT, no tiene como objetivo enseñar habilidades sino animar al paciente a integrar las representaciones de sí mismo y de los demás; La terapia analítica cognitiva (CAT) de Ryle (1997), otra combinación de terapia cognitivo-conductual y terapia analítica, que aplica la teoría de la relación de objeto para ayudar a los pacientes a establecer un sentido de sí mismos más estable y Schema Focused Therapy (SFT) desarrollada por Young (1999), que tiene como objetivo modificar los patrones de mala adaptación que resultan de las experiencias negativas en la infancia.

La comunidad científica viene avanzando desde hace algunos años hacia el intento de identificar cuáles podrían ser los aspectos que estos modelos tienen en común y que, por tanto, serían los elementos clave para determinar la efectividad en el tratamiento del Trastorno Límite de la Personalidad. Ahora parece haber un cierto acuerdo, también compartido por las guías en inglés del National Institute for Clinical Excellence (NICE 2009), en el supuesto de que el tratamiento del trastorno límite de la personalidad debe constar de:

  • (1) alta estructuración de las intervenciones proporcionadas por el equipo que atiende al paciente
  • (2) coherencia de los enfoques teóricos adoptados por los profesionales
  • (3) supervisión regular del equipo
  • (4) contrato terapéutico para la definición de reglas y objetivos compartidos
  • (5) Actitud empática y solidaria, pero activa y orientada a la resolución de problemas.

Trastorno límite de la personalidad - Obtenga más información:

Trastornos de la personalidad - EP

Trastornos de la personalidad - EPLos trastornos de la personalidad son patrones desadaptativos de pensamiento y comportamiento que afectan el funcionamiento personal e interpersonal.