Familiares de pacientes borderline : El papel del familiar del paciente con trastorno límite de la personalidad (DBP) ha cambiado profundamente a lo largo de los años. De posible responsable, culpable y excluido del camino del tratamiento, fue elegido para un cargo cada vez más cercano al concepto de 'co-terapeuta'. A pesar de los cambios que se han producido, los cuidadores a menudo se encuentran hoy solos para afrontar situaciones críticas y la carga resultante.

Investigación que investiga los problemas de familiares de pacientes limítrofes enfatizar el estrés psicológico al que están sujetos, sugiriendo la importancia de una intervención de apoyo destinada a ellos. También surgen dificultades interpersonales caracterizadas por fuertes conflictos y críticas, elementos generalmente relacionados con recaídas. Las pautas se identifican en la intervención para la familias uno de los elementos fundamentales en el tratamiento de estas personas, y brindarles información sobre el diagnóstico y evolución del trastorno, sobre la respuesta al tratamiento y sobre factores patogénicos conocidos, pero también para sugerir técnicas para el manejo de momentos críticos. Una revisión reciente de la literatura (Martino et al., 2014) describió el problema de la carga de familiares de pacientes limítrofes y presentó el estado del arte de las intervenciones destinadas a ellos.



Programas terapéuticos para familiares de pacientes límite

Hay dos categorías de programas familiares de pacientes limítrofes : psicoeducación familiar y educación familiar. La psicoeducación familiar es realizada por profesionales de la salud mental e implica la participación de los familiares y, en algunas etapas, también de los pacientes. En la segunda categoría de intervenciones, son los cuidadores quienes realizan, tras una formación adecuada, intervenciones educativas dirigidas únicamente a los convivientes de los pacientes.

Los programas de psicoeducación, propuestos desde la década de 1980, se han formulado a lo largo del tiempo de formas muy heterogéneas. Dichos programas ayudan a los cuidadores a adquirir conocimientos y herramientas para promover el bienestar del paciente y reducir la carga de la atención al ofrecer apoyo directo al miembro de la familia.

Programas de psicoeducación

Anuncio Estas son las principales intervenciones descritas en este contexto:
1) Grupo de familias múltiples (GFM): (Gunderson, 1997), prevé un grupo que consta de varias familias, con una duración de 12 a 18 meses con reuniones de una hora y media cada dos semanas. En la primera fase de la intervención, se proporciona información sobre el diagnóstico de la trastorno límite de la personalidad e indicaciones sobre los comportamientos a adoptar en momentos difíciles (Directrices para familiares, Mc Farlane y Dunne, 1991). los Pautas para miembros de la familia utilizados en este programa se han traducido al italiano. En la segunda fase, el objetivo es adquirir habilidades específicas en el manejo de las dificultades de comunicación, control de la ira y conductas autolesivas. En la tercera y última fase se consolidan los cambios y se anima a los participantes a generalizar las nuevas habilidades.
2) Terapia de comportamiento dialéctico-Entrenamiento de habilidades familiares (DBT-FST) (Hoffman et al., 1999): implica la participación de familias o grupos familiares, utiliza técnicas DBT (mindfulness, regulación emocional, tolerancia al estrés y efectividad interpersonal) y se desarrolla a lo largo de un curso de 6 meses, durante los cuales el paciente suele realizar una terapia individual con la misma matriz teórica. Hay una parte inicial destinada a 'educar' a los familiares en el diagnóstico proporcionando información sobre las características, orígenes, tratamientos.
3) Reno-Program (Fruzzetti et al., 2006): se basa principalmente en técnicas orientadas al Mindfulness, con el fin de favorecer una mayor capacidad de regulación emocional. Según el autor, esta competencia es crucial para adquirir una actitud más validante hacia los estados emocionales del paciente.
4) Family Connections (FC) (Hoffmann et al., 2005): es un programa de autoayuda dirigido por familiares de pacientes limítrofes siguiendo una formación específica, de amplia difusión internacional. Incluye 12 reuniones individuales y grupales y proporciona a los participantes información sobre trastorno límite y habilidades en módulos específicos de capacitación en habilidades DBT. También favorece la construcción de una red de apoyo a los miembros de la familia, por lo que incide en sus sentimientos de alienación, desconfianza e impotencia.

Programas de apoyo a familiares de pacientes límite en el panorama italiano

Anuncio En lo que respecta a la situación italiana, hay algunas primeras pruebas de protocolos estructurados de intervenciones sobre familiares de pacientes limítrofes .
Desde 2010, la intervención psicoeducativa 'Grupo de familias múltiples' de Gunderson se ha implementado en algunos CSM en Bolonia y Fano (Ridolfi et al., 2012, Martino et al. 2012). Los estudios realizados en Italia muestran una adaptabilidad sustancial del GFM en el contexto de los servicios públicos de salud mental y un impacto positivo tanto en la familia, en términos de reducción de la carga subjetiva y objetiva, como en el paciente, en términos de reducción de hospitalizaciones y mejora de las habilidades e impulsos de regulación emocional. Otra experiencia reciente es la del Centro de Psicoterapia de Roma, que adoptó el modelo inspirado en el DBT-FST propuesto por Hoffman para la intervención sobre familiares de pacientes limítrofes (Pizzi et al., 2012).

Hasta la fecha, las intervenciones psicoeducativas para i familiares de pacientes limítrofes no representan una rutina en los centros de salud mental por diversos motivos, ligados tanto a los costes iniciales de los modelos a implantar, como a la necesidad de formación del personal, y a una desconfianza inicial de que la implicación de los familiares pueda ser eficaz en la atención de estos pacientes.

Hasta la fecha, la literatura nos proporciona la primera evidencia a favor de estas intervenciones. En Italia, los datos siguen siendo modestos, pero prometedores. Recientemente, se estableció la primera asociación italiana de miembros de la familia “NEA-DBP Italia” para brindar información y apoyo, especialmente en aquellas situaciones en las que aún no es posible utilizar un servicio especializado.