El trastorno obsesivo compulsivo es un trastorno con una génesis compleja. Existen numerosas investigaciones sobre los aspectos genéticos, neurobiológicos e inmunológicos del TOC. Estos aspectos, combinados con la consideración de factores psicológicos y la contribución de la epigenética, han aclarado la multifactorialidad en la etiología de este trastorno.

Anuncio los trastorno obsesivo compulsivo o El TOC se caracteriza por pensamientos ( obsesiones ) y comportamientos ( compulsioni ) repetitivo, experimentado como intrusivo y desagradable por el sujeto que lo padece.



DOC tiene una incidencia del 2% -2,5% en la población general y después depresión , la ansia y el adicciones , representa uno de los trastornos psíquicos más extendidos en el mundo. Afecta a los hombres un poco más que a las mujeres. En el 50% de los casos, los primeros síntomas ya se observan en la infancia, si persisten más allá de la pubertad, es bastante difícil presenciar una recuperación espontánea.

Actualmente se cree que este trastorno tiene una etiología multifactorial. Existen factores genéticos, neurobiológicos y psicológicos, como la educación rígida, situaciones de fuerte impacto emocional y la dificultad para manejar estrés , que determinan la aparición y persistencia de esta patología.

mmpi 2 preguntas de rf

Existen numerosos estudios científicos sobre los aspectos genéticos, neurobiológicos e inmunológicos del TOC.

Investigación preliminar a favor de una hipótesis genetica se remontan a los años 30 del siglo pasado y se basan en el estudio de las familias de los pacientes. La investigación familiar se ha realizado a lo largo del tiempo, examinando muestras que son heterogéneas en consistencia y composición, la mayoría de los estudios coinciden en que la tasa de riesgo de TOC en familiares de primer grado fluctúa entre el 10% y el 20%.

Los estudios de gemelos se basan en la distinción entre gemelos monocigóticos, que tienen la misma composición genética, y gemelos heterocigotos que comparten solo el 50% de la composición genética. En cualquier caso, se asume que en ambos tipos de gemelos, el entorno y las relaciones parenterales son idénticas. El primer estudio importante sobre gemelos se remonta a 1965 cuando se realizó el análisis de una serie de casos únicos con los datos de una mayor concordancia para trastorno obsesivo entre gemelos monocigóticos, en comparación con dicigotos, como así lo confirmaron estudios posteriores. .

La asociación entre el síndrome de Tourette , un trastorno caracterizado por presencia de tics motores y fonatorios inconstante y DOC. Esta comorbilidad ha llevado a pensar que los dos trastornos pueden representar la expresión de una alteración del mismo grupo de genes. Aproximadamente el 50% de las personas con síndrome de Tourette tienen TOC, y más de la mitad de los niños y adolescentes con TOC desarrollan tics más o menos graves en algún momento de su vida.

Un estudio de Elinor K. Karlsson y Kerstin Lindblad-Toh del Broad Institute en Cambridge, EE. UU., Cuyos resultados se publicaron enComunicaciones de la naturaleza(2017), identificaron cuatro genes que es muy probable que desempeñen un papel causal en la génesis del TOC. En particular, se trata de algunas variantes de los genes NRXN1 y HTR2A, el gen CTTNBP2 y el gen REEP3 que regula el comportamiento de las vesículas celulares en las que se acumulan los neurotransmisores a liberar en las sinapsis.

Anuncio Estudios neurocientífico en el campo psiquiátrico permitieron identificar los circuitos neuronales implicados en la fisiopatología del TOC. Las herramientas utilizadas en esta área fueron principalmente las de neuroimagen. El circuito principal destacado es el fronto-estriado-talámico. La evidencia indica hiperactivación de la corteza orbito-ventromedial que es responsable de la persistencia de representaciones. emocional y causa fatiga a nivel de los núcleos caudados, estos parecen ser capaces de inhibir la ideación obsesiva y la conducta compulsiva. Además, se destacaron anomalías en el hipocampo y la amígdala en sujetos con trastorno obsesivo-compulsivo. El circuito amigdal-cortical tiene un papel específico en la expresión y regulación del miedo. En conclusión, las obsesiones y compulsiones están ligadas a una disfunción del circuito fronto-estriado-tálamo y del circuito amigdal-cortical.

diferencia entre sentimiento y emoción

Uno de los principales neurotransmisores utilizados en la comunicación entre la corteza cerebral y estructuras subcorticales como el núcleo caudado, el hipocampo y la amígdala es la serotonina. El uso de fármacos activos en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo se remonta a los años 80 del siglo pasado, el primer fármaco que se utilizó fue la cloripramina. A la luz de la evidencia actual, la terapia con inhibidores selectivos y no selectivos de la recaptación de serotonina representa la primera opción farmacológica en el tratamiento del TOC.

Finalmente, existen varios estudios que evalúan el vínculo entre las infecciones estreptocócicas y el desarrollo de síntomas de TOC y tics. Se ha planteado la hipótesis de que la infección estreptocócica es capaz de provocar, en sujetos predispuestos, una producción anormal de autoanticuerpos capaces de unirse a células neuronales, provocando alteraciones en los ganglios basales. El termino PANDAS , indica un grupo de pacientes en los que se produce la aparición o exacerbación abrupta de TOC o síntomas de tics, o ambos como resultado de infecciones estreptocócicas. Los estudios de neuroimagen han mostrado aumentos de volumen en los núcleos basales en PANDAS. La afectación del sistema inmunológico también está indicada por la presencia de alteraciones cuantitativas de TNF-alfa, IL-6 e IL-1, moléculas implicadas en procesos inflamatorios, en el suero de pacientes con TOC y síndrome de Tourette.

En abril de 2020 se publicaron en la revista científicaComportamiento e inmunidad cerebraldatos de un trabajo de un equipo de investigadores coordinado por la Universidad de Roehampton y la Universidad Queen Mary, al que también asistieron académicos de las Universidades de Teramo y Milán. Esta investigación ha demostrado una alta presencia de Imood en los linfocitos de pacientes con TOC. Es una proteína que se encuentra en las células inmunes y que, según el estudio, representa un sello distintivo de quienes padecen trastorno obsesivo compulsivo.

Hay muchas y variadas evidencias sobre los aspectos etiológicos del TOC. La gran cantidad de datos, que hacen referencia a diferentes aspectos, refuerza la creencia de que se trata de un trastorno de origen multifactorial.

Los vínculos entre la expresión genética y las experiencias ambientales y psíquicas, investigados por la epigenética, ahora se conocen. Según la visión clásica, el genoma es un código fijo en el que pueden ocurrir mutaciones. De hecho, nuestros genes pueden, según las condiciones, expresarse o permanecer en silencio. Todo esto puede determinar la aparición de un estado patológico o por el contrario contribuir al mantenimiento del estado de salud. Los estímulos ambientales, psicológicos y culturales funcionan como activadores o desactivadores del epigenoma, este mecanismo pertenece a la génesis del TOC y numerosas otras patologías.