Incluso en el contexto de la práctica psicoterapéutica hablamos de procesos De arriba hacia abajo es de abajo hacia arriba . Los primeros serían los de pensamiento ejecutivo, conscientes, racionales y verbalizables. Los procesos de abajo hacia arriba en cambio, serían automáticos, emocionalmente cargados, asociativos, insertados en la experiencia inmediata y conectados con la sensorialidad corporal.



La percepción Consiste en el procesamiento de sensaciones elementales que son transmitidas por los órganos de los sentidos. En el proceso de procesamiento, la información se codifica, organiza, reconoce e interpreta.





El proceso de percepción se puede dividir en etapas:

  • la etapa primaria: las características físicas del estímulo visual se definen y describen a través de los procesos visuales primarios, sin determinar sin embargo su significado, uso y función. El análisis y procesamiento de las características físicas permite que emerja el objeto estructurado. Es la psicologia de forma haber profundizado precisamente la etapa primaria de la percepción.
  • la etapa secundaria: el estímulo estructurado, a través de la comparación con el conocimiento depositado en memoria , es reconocido.

Anuncio Los métodos de comparación están definidos de abajo hacia arriba (procesamiento ascendente), e De arriba hacia abajo (de arriba a abajo). De arriba hacia abajo es de abajo hacia arriba por tanto, se refieren a dos formas diferentes de procesar los datos sensoriales con los que entramos en contacto. Procesando de arriba a abajo, es decir De arriba hacia abajo , se basa en procesos cognitivos que me involucran precaución es memoria , el procesamiento sería 'impulsado por conceptos', es decir, basado en las representaciones contenidas en memoria . Procesando de abajo hacia arriba en cambio, se basa principalmente en el estímulo externo y en sus características perceptivas, por lo que se refiere a un método de procesamiento 'basado en datos', que parte de los datos sensoriales (las partes individuales del estímulo).

Procesamiento de ARRIBA ABAJO

Procesando De arriba hacia abajo se define como el desarrollo del reconocimiento de patrones mediante el uso de información contextual. Por ejemplo, al leer un párrafo escrito con letra difícil, será más fácil entender lo que el escritor quiere transmitir si leemos el párrafo completo en lugar de enfocarnos en las palabras individuales. De hecho, el cerebro es capaz de percibir y comprender la esencia del párrafo gracias al contexto que proporcionan las palabras circundantes.

Procesamiento de ARRIBA ABAJO y teoría de Gregory

El psicólogo Richard Gregory sostiene que el procesamiento es un proceso de tipo De arriba hacia abajo . Como no vemos configuraciones simples sino objetos complejos, para que esto sea posible es necesaria una búsqueda activa de la mejor interpretación posible de las características disponibles. Según Gregory, esta interpretación, definida como 'control de hipótesis', solo puede tener lugar de acuerdo con un enfoque De arriba hacia abajo gracias a lo cual 'construimos' nuestras percepciones a través de nuestros procesos cognitivos [Gregory 1990].

Según Gregory, por tanto, son nuestras experiencias y conocimientos sobre un estímulo, almacenados en la memoria, los que nos ayudan a hacer inferencias. Es decir, creamos una hipótesis perceptiva sobre el estímulo percibido, a partir de su memoria y de experiencias pasadas relacionadas con él. Para Gregory, por tanto, la percepción consiste en adivinar mejor lo que estamos viendo. En términos de percepción visual, Gregory sostiene que alrededor del 90% de la información visual se pierde cuando llega al cerebro para su procesamiento. En ilusiones visuales, como la cubo Necker Según Gregory, el cerebro crea suposiciones incorrectas y comete varios errores de percepción.

Procesamiento BOTTOM UP

En el enfoque de procesamiento de abajo hacia arriba , la percepción parte de la información sensorial, del estímulo. Por lo tanto, la percepción puede describirse como basada en datos. Por ejemplo, hay una flor en el centro del campo de una persona. La vista de la flor y toda la información sobre el estímulo se transportan desde la retina a la corteza visual en el cerebro. La señal viaja en una dirección.

Procesamiento BOTTOM UP y teoría de Gibson

Según Gibson, cada estímulo tiene información sensorial lo suficientemente específica como para que sea posible reconocerlo sin la intervención de procesos cognitivos superiores (teoría ecológica). La percepción no está sujeta a hipótesis, sino que es un fenómeno directo:'Lo que ves, es lo que tienes'. Nuestro entorno, según Gibson, puede proporcionar suficientes detalles relacionados con el estímulo (por ejemplo, tamaño, forma, distancia, etc.), y la percepción del estímulo puede no depender del conocimiento previo o la experiencia pasada del estímulo en sí.

Los procesos cognitivos como la memoria para acceder a la experiencia pasada no serían por tanto necesarios para reconocer el estímulo, que ya tendría su propio 'orden interno' que permitiría una percepción directa. El orden interno, consistente en la distribución espacial y temporal del estímulo, permite una 'disponibilidad' directa para su reconocimiento. Gibson llamó a esta disponibilidad del estímulo 'capacidad'. La aceptación sería lo que permite al observador extraer las características que definen el uso y finalidad del objeto percibido.

Una vez más, de acuerdo con la teoría de la percepción directa, la capacidad sugerida por el objeto al observador se basa, sin embargo, no solo en los factores físicos que posee el objeto, sino también en el estado psicológico y fisiológico del observador. Una de las críticas que se hacen a la teoría de la percepción directa de Gibson es la que se refiere a las ilusiones ópticas, lo que demostraría que las únicas características del estímulo no permiten su correcta percepción. Gibson respondió argumentando que los estímulos a los que se refiere Gregory en las ilusiones ópticas son imágenes artificiales, no imágenes que se pueden encontrar en el entorno visual normal de una persona. El paralaje de movimiento apoya este argumento: el paralaje es el fenómeno en el que un objeto parece moverse en relación con el fondo si cambia el punto de vista. Cuando viajamos en un tren que se mueve rápido, percibimos que los objetos más cercanos a nosotros se mueven más rápido, mientras que los objetos más alejados se mueven más lentamente. Por lo tanto, podemos percibir la distancia entre nosotros y el objeto en función de la velocidad a la que se mueve.

¿De arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba?

No hay certeza sobre el tipo de procesamiento que se utiliza con más frecuencia, pero se ha demostrado que el uso del de abajo hacia arriba o eso De arriba hacia abajo depende en gran medida del contexto en el que se inserta el objeto percibido y del grado de conocimiento que el observador tiene sobre él. Quién está a favor de la hipótesis de elaboración de abajo hacia arriba admite que el proceso final, es decir, la denominación del estímulo percibido, sólo puede lograrse mediante una comparación entre la entrada sensorial y la representación mental del estímulo. Por lo tanto, la diferencia se limita al hecho de que en el procesamiento de abajo hacia arriba el proceso de comparación comienza desde abajo y avanza hasta que el estímulo se estructura en su totalidad y luego se puede verificar la correspondencia con la representación interna del estímulo.

Quizás las dos teorías descritas no sean completamente opuestas porque en una inspección más cercana no hay un contraste claro entre el principio de control de hipótesis propuesto por Gregory y la provisión del estímulo, así como el estado psicológico y fisiológico del observador hipotetizado por Gibson. .

Otra teoría de la percepción es la del análisis por síntesis formulada por Neisser (1976) que se encuentra a medio camino entre la teoría directa de Gibson y la teoría constructivista propuesta por Gregory. Neisser reconcilia las dos posiciones extremas de abajo hacia arriba (procesamiento basado en datos) e De arriba hacia abajo (procesamiento impulsado por el conocimiento). Los datos en la memoria ( creencias / expectativas, patrones anticipatorios) guían nuestra actividad de exploración ( De arriba hacia abajo ), y los nuevos datos adquiridos de la exploración, a su vez, cambian nuestras expectativas y creencias ( de abajo hacia arriba ). Para Neisser, percibir no es lo mismo que asignar un objeto a una categoría, sino construir esquemas adecuados para diversas situaciones. Estos esquemas pueden sufrir cambios continuos en relación con nueva información del entorno. Este mecanismo tiene funciones adaptativas. Las dimensiones del movimiento y el tiempo son de gran importancia en este ciclo perceptivo. Con el movimiento del sujeto hay cambios continuos en la disposición óptica de los objetos y esto hace que la realidad que se observa sea más clara. El tiempo, en cambio, es fundamental, porque se necesita tiempo para percibir.

[FUENTE: Psichepedia]

cómo tratar a una persona deprimida

La teoría de la percepción de Marr (1982) también prevé un tipo de nivel de elaboración de abajo hacia arriba y un nivel más avanzado que se basaría en cambio en el procesamiento De arriba hacia abajo . Según la teoría de Marr, la percepción parte de la imagen retiniana del estímulo que, a través de sucesivas etapas, se transforma en una representación cada vez más compleja. En particular, para un estímulo tridimensional serían necesarias tres etapas distintas para llegar a una percepción completa:

  1. definido como el 'bosquejo bidimensional primario 2-D' del estímulo visual que afecta al ojo. En particular, la percepción consciente no está involucrada en la primera etapa; las características de forma y tamaño similares se fusionan automáticamente.
  2. consistente en un 'boceto bidimensional y medio' que agregaría a la primera etapa las pistas de profundidad y orientación. En la segunda etapa el estímulo comienza a tomar forma pero solo en sus partes visibles para el observador y, por supuesto, la representación cambia al cambiar el punto de observación. En esta etapa, por tanto, no formaremos la representación de las cuatro patas de una mesa si no están en nuestro campo perceptivo y la imagen de la mesa cambiará al cambiar nuestro punto de observación. De la misma forma no formaremos la representación completa de la superficie de la mesa si algunas partes de la misma están cubiertas por hojas, libros u otros. Por esta razón, esta etapa también se conoce como 'percepción centrada en el observador'.
  3. definido como un 'modelo tridimensional 3-D' en el que se obtiene la representación tridimensional del estímulo y las relaciones espaciales entre sus diversas partes. Finalmente, en la tercera etapa, se forma la representación tridimensional del objeto. En esta fase, la representación previa se integra con los conocimientos adquiridos en la experiencia pasada. Dado que Marr ha demostrado que un modelo de percepción visual se puede especificar con tanto detalle que se puede simular en una computadora, su teoría también se conoce como la 'teoría computacional' de la percepción.

[FUENTE: Opsonline]

Procesos de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba en psicoterapia

Anuncio También en alcance de la práctica psicoterapéutica hablamos de procesos De arriba hacia abajo es de abajo hacia arriba . Los primeros serían los del pensamiento ejecutivo, consciente, voluntario, declarativo y por tanto inmediatamente verbalizable y finalmente procesable por el pensamiento racional. Los procesos de abajo hacia arriba en cambio, serían automáticos, cargados emocionalmente, asociativos, insertados en la experiencia inmediata y conectados con la sensorialidad corporal, pero no siempre inmediatamente controlables de forma voluntaria (Kahneman, 2011-2012; Martin & Sloman, 2013). La dicotomía De arriba hacia abajo es de abajo hacia arriba ciertamente es limitado y limitante y termina separando procesos en gran parte superpuestos. A veces, sin embargo, ante determinados riesgos y posibles desviaciones, puede resultar útil distinguirlos y atribuirles un peso científico específico y su interacción.

La psicoterapia de Desorden de personalidad es un área que requiere que el psicoterapeuta sea capaz de abarcar tanto una complejidad teórica, en la comprensión del funcionamiento del paciente, como práctica, en la elección de las herramientas clínicas que se utilizarán en el curso del proceso psicoterapéutico. La psicoterapia de los Trastornos de la Personalidad, de hecho, proporciona, además de cuestionar y alejar los patrones disfuncionales, también la construcción de partes más funcionales de uno mismo (Livesley, 2003); este segundo objetivo suele ser el más difícil y lleva más tiempo que el anterior (Dimaggio et al., 2013).

Cada psicoterapia con pacientes con Trastornos de la Personalidad no sigue una tendencia lineal y una vez que se han alcanzado algunos objetivos de realización personal, contacto relacional y solidez en la autoimagen positiva, el logro de los objetivos posteriores no se da por hecho. Al atravesar estados de malestar durante el camino del cambio, los pacientes luchan nuevamente por adquirir una distancia crítica de las representaciones patógenas. En este punto de la psicoterapia, el trabajo sobre la conciencia, los patrones y la diferenciación es importante pero puede actuar como fondo y contenedor para un trabajo más específico: el trabajo sobre el cuerpo. En esta etapa el trabajo corporal se vuelve central y tiene como objetivo disolver los recuerdos corporales vinculados a patrones y expandir estados mentales positivos para habitarlos y hacerlos más estables (Ogden, 2016; Van Der Kolk, 2015).

Cada vez más médicos e investigadores se ocupan de trauma proponer integrarse en terapias basadas en enfoques de abajo hacia arriba (cuerpo- emociones -pensamiento), basados ​​en el cuerpo, que no requieren funciones superiores intactas, pero que pueden integrarlas. Por ejemplo, durante los juicios De arriba hacia abajo la intervención se centra primero en las funciones verbales y cognitivas, relacionadas con la corteza frontal, y luego 'desciende' a los procesos emocionales (sistema límbico) y, finalmente, a los procesos corporales, en psicoterapia sensomotoria comienza desde el 'fondo' ( fondo ), es decir, a partir de experiencias corporales, para luego ascender progresivamente a la conciencia emocional y a las funciones verbales y cognitivas de atribución de significado.

La psicoterapia sensoriomotora se desarrolló en la década de 1980 a partir de las técnicas de atención plena y se integra progresivamente con los aportes de la psicoterapia psicodinamica , cognitivo-conductual , neurociencia, investigación sobre adjunto archivo y en el disociación , orientada específicamente al tratamiento de experiencias traumáticas del desarrollo (Fisher & Ogden, 2009; Ogden & Minton, 2000; Ogden, Minton & Pain, 2006; Ogden, Pain & Fisher, 2006). Objetivo principal de la psicoterapia sensoriomotora está ayudando al paciente a regular las funciones neurovegetativas alteradas, modificando los síntomas somatomorfos y algunas creencias patogénicas, especialmente en el organismo (Liotti & Farina, 2011).

De acuerdo, por tanto, a las distintas necesidades del paciente en un momento dado del proceso psicoterapéutico, puede ir desde EMDR a la Terapia Sensomotora, al Mindfulness, a las técnicas importadas de Terapia Gestalt , en una continua integración entre el llamado trabajo De arriba hacia abajo y eso de abajo hacia arriba .