La técnica del tomate esencialmente enseña a las personas a concentrarse más en la tarea, limitando el período de tiempo de las interrupciones (y de hecho, el compromiso de mantener la concentración durante mucho tiempo) y asegurando interrupciones reparadoras del esfuerzo.

Anuncio Cuantas veces nos hemos dicho o hemos escuchado la expresión 'es una lucha contra el tiempo'? Porque sí, el tiempo es a menudo visto como un enemigo, un tirano del que defenderse, una fuente de ansiedad a la que reaccionamos con un comportamiento ineficaz y con dilación.



Francesco Cirillo, ofrece una solución sencilla e inmediata para aprender a gestionar el tiempo de forma eficaz sin dejarse tragar por su elusivo devenir.

Así nació la técnica del tomate, descrita en el libro del mismo nombre (Cirillo, 2006).

La técnica del tomate: orígenes y desarrollos

La técnica del tomate nació, a principios de los años 90, de la necesidad personal de Cirillo de mejorar la organización y concentración en el estudio, en la época de la universidad.

efectos a largo plazo de la metadona

El nombre deriva del hecho de que, para asumir esta función, utilizó un temporizador de cocina tradicional en forma de tomate.

El del tomate no es más que un método de gestión del tiempo, que consiste en dividir el trabajo en intervalos de 25 minutos, alternando con una pausa de 5 minutos.

Cada intervalo se llama 'tomate'.

Esta técnica esencialmente enseña a las personas a concentrarse más en la tarea, limitando el período de tiempo (y de hecho el compromiso de mantener la concentración durante un tiempo prolongado) y asegurando interrupciones reparadoras del esfuerzo.

Tras el éxito obtenido a nivel personal, Cirillo persiguió la implementación y mejora de la técnica, haciéndola pública.

De hecho, esta técnica se ha enseñado desde 1998 a individuos y desde 1999 a equipos.

Este método, que se inspira en las ideas del time boxing, tiene como objetivo contrarrestar dos tendencias: la procrastinazione y multitarea, ya que, a pesar de lo que a menudo se cree, incluso esta última puede comprometer la productividad.

La gestión eficaz del tiempo permite a las personas hacer más y en menos tiempo, al tiempo que promueve un sentido de logro y reduce los riesgos de un potencial. agotamiento .

El principal objetivo de la técnica del tomate es ayudar a desarrollar hábitos de trabajo eficientes, asegurando una mejora continua.

Proceso y método

El proceso subyacente a la técnica del tomate consta de 6 fases:

  • Definir las actividades a realizar durante el día
  • Elimine posibles fuentes de distracción (correo electrónico, chat, redes sociales y cualquier cosa que no sea relevante para la tarea que se está realizando)
  • Configure el temporizador durante 25 minutos sin parar de puro trabajo
  • Concéntrate en la tarea a realizar hasta que suene el temporizador (completando el registro de un tomate)
  • Tómate un descanso de 3-5 minutos
  • Al final de 4 tomates terminados, tómese un descanso de 15 a 30 minutos.

Técnica del tomate como gestionar eficazmente su tiempo imm2

Es importante saber que la unidad atómica de tiempo es un tomate. De hecho, no es divisible ni interrumpible, por lo que en caso de una interrupción, todo el intervalo se considerará inválido.

En cuanto a las pausas, es fundamental romper con la tarea en todos los aspectos; De ello se desprende que actividades como leer correos electrónicos, discutir con un compañero de trabajo o seguir pensando en lo que se hizo o no se hizo en el Pomodoro anterior, durante el descanso de 5 minutos, no son en absoluto recomendables.

En cambio, Cirillo sugiere actividades sencillas y saludables como estirarse, beber un vaso de agua, pensar en el destino del próximo viaje o la próxima cena de la noche, charlar con compañeros, etc.

síndrome de pierre marie

Manejar la 'ansiedad del anillo' y revertir la adicción al tiempo

El Pomodoro representa una abstracción del tiempo, una caja capaz de contener ylimitando el devenir y de qué tiempo acaba dependiendo. [..] Es precisamente al romper y revertir la dependencia con el devenir que emerge una visión diferente del tiempo.

Un efecto secundario que puede ocurrir, especialmente en los primeros intentos de utilizar la técnica, es la ansiedad por sentirse bajo control por el tic-tac que marca el tiempo restante.

Esta experiencia se da con mayor frecuencia en personas fuertemente orientadas a resultados, donde el miedo subyacente es el de no mostrarse tan eficazmente como quisiera, ante sí mismo y ante los demás, y para lo cual cada tic parece revelar la propia incapacidad. Sin embargo, es posible percibir ese 'tic-tac' como un sonido relajante.

Anuncio El primer paso es asumir que, con la técnica Pomodoro, no es importante “mirar rápido” sino “llegar a ser rápido”, midiéndote a ti mismo y a tu forma de trabajar.

Por este motivo, el primer objetivo de la técnica es marcar el número de tomates gastados para realizar una actividad. Recopile los datos e informe sobre ellos, sin expectativas de resultados, sin juzgar. El proceso pasa a ser: trabajar, medir, observar y eventualmente mejorarse a uno mismo, etc.

Estimulando el valor de la continuidad se logra la productividad. El tic-tac adquiere un sonido diferente cuando se invierte la dependencia del tiempo, el tic-tac ya no es una exhortación urgente a moverse, sino una invitación a permanecer concentrado, a continuar. Cada tomate es una oportunidad de mejora.

El concepto de caja de tiempo combinado con el de tiempo que corre 'hacia atrás' (de 25 minutos a 0), propio del tomate, genera una tensión positiva (eustress) que facilita el proceso de Toma de decisiones y en general el impulso vital necesario al mismo tiempo para afirmarse y realizar actividades.

Cuanto más tiempo pasa, más se reduce la sensación de ansiedad en favor de una mayor conciencia y concentración en el aquí y ahora, con el consiguiente aumento de la productividad.

Observaciones finales

Transversalidad y sencillez de la técnica

La técnica del tomate se ha aplicado con éxito en diversos campos: planificación de trabajos, redacción de libros, elaboración de informes técnicos, gestión de reuniones de empresa, eventos de formación, etc.
Las únicas actividades en las que no se recomienda la técnica son las de tiempo libre, ya que la aplicación haría que estas actividades estuvieran finalizadas y planificadas.

¡Todo lo que queda es elegir el temporizador correcto, mecánico o electrónico, y comenzar!

Aprendizaje

El aprendizaje de la técnica es inmediato, con tiempos que van desde los 7 a los 20 días de aplicación constante para su completa adquisición.

Los tiempos de aprendizaje se alargan, sin embargo, cuando la técnica se aplica en equipo (para lo cual se hace referencia al texto “Aplicación de la técnica Pomodoro en equipo”).

El valor de publicar

Los numerosos descansos son el aspecto crucial de la técnica del tomate, que favorecen el funcionamiento eficaz y consciente de la mente, con un relativo aumento de la productividad.

La publicación al final de los 25 minutos te permite ver las cosas de manera diferente, brindando diferentes soluciones y aumentando la creatividad.

Sin embargo, en muchas situaciones, los descansos a menudo se desalientan, considerados una fuente de distracción o un signo de debilidad, en favor de comportamientos “duros” que no abandonan su puesto ni un segundo. En realidad, este método de perseverancia solo genera frustración, falta de claridad e ineficiencia en el trabajo.

Detenerse, por otro lado, te permite observarte desde el exterior, aumentando tu conciencia de ti mismo y de lo que estás haciendo.

La parada se convierte en una fuerza y ​​no en una debilidad, en la medida en que el desapego desarrolla el valor de la continuidad. En un juego de palabras se podría concluir que, para mantenerse conectado, es fundamental desconectar.