En Enfermedad de Alzheimer , muchas áreas del cerebro sufren deterioro. Estudios sobre el Cuerpo calloso , en particular, son fundamentales. La correlación entre el deterioro de esta estructura cerebral y las manifestaciones psiquiátricas y cognitivas podría resultar importante para determinar el inicio de la fase prodrómica de la demencia. Alzheimer .

Liquidación de Dary Grossi



Introducción: enfermedad de Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia. Este trastorno neurodegenerativo se caracteriza por un deterioro cognitivo progresivo que a menudo se asocia con manifestaciones psiquiátricas graves.

Los exámenes clínicos juegan un papel fundamental en la evaluación y diagnóstico del paciente afectado por la enfermedad en cuestión. Las técnicas de neuroimagen funcional y estructural son, por otro lado, importantes para el estudio de los cambios cerebrales que siguen a la aparición de la demencia. La combinación de evaluaciones neuropsicológicas y neuropsiquiátricas con técnicas de neuroimagen podría conducir, en el futuro, a resultados interesantes en la investigación sobre Enfermedad de Alzheimer .

En el trastorno antes mencionado, muchas áreas del cerebro sufren deterioro, involucrando tanto la materia gris como la materia blanca dentro del cerebro. En este último caso, los estudios sobre Cuerpo calloso son fundamentales. La correlación entre el deterioro de esta estructura cerebral y las manifestaciones psiquiátricas y cognitivas podría resultar importante para determinar el inicio de la fase prodrómica de Enfermedad de Alzheimer .

Características generales del Enfermedad de Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer es una demencia. La demencia o deterioro cognitivo crónico-progresivo es una consecuencia conductual de una patología adquirida con tendencia a empeoramiento, en la que el deterioro de las funciones cognitivas interfiere con las actividades de la vida cotidiana (Vallar y Papagno, 2011).

Anuncio Tipo demencia Alzheimer se caracteriza por un modo de aparición sutil e insidioso. El curso de la Enfermedad de Alzheimer es gradual y progresivo con un declive de las facultades cognitivas, que tienen un fuerte impacto en el estilo de vida, la autonomía y el ámbito social de la persona afectada.

El diagnóstico de este tipo de demencia se realiza por exclusión, es decir, cuando los déficits cognitivos no caracterizan a otras patologías del sistema nervioso central o no son atribuibles a los efectos de una o más sustancias. El diagnóstico es probabilístico y su certeza solo puede alcanzarse mediante el examen post-mortem del cerebro, destacando la presencia de placas seniles y degeneración neurofibrilar. La precisión del diagnóstico, sin embargo, resulta bastante satisfactoria gracias a la combinación de pruebas clínicas, de neuroimagen y sobre todo neuropsicológicas.

La Enfermedad de Alzheimer fue descrito por primera vez en 1906. El psiquiatra y neuropatólogo alemán Alois Alzheimer describe el caso de su paciente, Auguste Deter, que mostraba signos de deterioro cognitivo, alucinaciones y pérdida de habilidades sociales. La autopsia post-mortem del paciente reveló el cuadro histopatológico característico de esta enfermedad, a saber, la presencia de ovillos neurofibrilares y placas amiloides.

Epidemiología

La Enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia y representa el 50-70% de los casos. La prevalencia afecta a la población mayor de 65 años con mayor incidencia en mujeres; la edad de aparición puede alcanzar los 45 años.

la imagen que nos representa online

Etiopatogenia

La etiopatogenia de Enfermedad de Alzheimer , incluso hoy, no es del todo claro y definitivo. Las diferentes hipótesis formuladas resaltan diferentes factores que pueden interactuar entre sí. Entre estos, por ejemplo, factores genéticos, envejecimiento, agentes tóxicos y factores vasculares.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de la Enfermedad de Alzheimer Soy:

  • Edad avanzada;
  • el genotipo de apoliproteína E (ApoE);
  • sexo femenino;
  • baja educación.

Los factores de protección Enfermedad de Alzheimer Soy:

  • alto nivel de educación;
  • actividad física regular;
  • consumo limitado de alcohol;
  • Dieta mediterránea.

Los factores pronósticos del Enfermedad de Alzheimer Soy:

  • edad de inicio (un inicio temprano se relaciona con una evolución más rápida);
  • aparición temprana de signos extrapiramidales;
  • manifestaciones psicóticas;
  • trastornos del habla (confirmado como predictor de la evolución).

Cambios cerebrales en la enfermedad de Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer se caracteriza por cambios estructurales que afectan al cerebro. Estas consecuencias cerebrales pueden considerarse microestructurales y macroestructurales.

Aspectos microestructurales

El examen histopatológico revela la presencia fundamental de placas amiloides y ovillos neurofibrilares (fig. 1). En el cerebro afectado Alzheimer estas dos lesiones ocurren en mayor medida y en áreas cerebrales diferentes que en el cerebro de individuos sanos que envejecen.

Enfermedad de Alzheimer el papel del cuerpo calloso en la evolución de los síntomas cognitivos y neuropsiquiátricos _ FIG 1

Las placas de amiloide son depósitos anormales de un péptido llamado β-amiloide. Estas placas se desarrollan en el espacio extracelular y las neuronas adyacentes a ellas están inflamadas y deformadas. La presencia de las células de la microglía indica un intento de eliminar las células dañadas y las placas amiloides. Los estudios genéticos son esenciales ya que el péptido β-amiloide se deriva de la escisión de una proteína precursora llamada β-APP, que está codificada por un gen ubicado en el cromosoma 21.

Los ovillos neurofibrilares son lesiones que se desarrollan en el citoplasma de la neurona. Las mutaciones en el gen tau pueden cambiar la forma en que la proteína tau se une a los microtúbulos, que permiten que las neuronas transporten sustancias. Los tejidos neurofibrilares están, por tanto, constituidos por depósitos fibrosos debidos a acumulaciones intracelulares de proteínas tau anormales.

Aspectos macroestructurales

A lo largo de los años, todo el cuerpo humano sufre cambios progresivos debido al envejecimiento. Estas alteraciones también involucran al cerebro.

El envejecimiento normal adquiere un aspecto altamente patológico en enfermedad de Alzheimer (Figura 2). La característica cerebral más importante es la atrofia debido a la pérdida progresiva de neuronas.

Enfermedad de Alzheimer el papel del cuerpo calloso en la evolución de los síntomas cognitivos y neuropsiquiátricos _ FIG 2

Las técnicas de neuroimagen funcional y estructural son extremadamente fundamentales para el estudio de la estructura y / o funcionalidad del cerebro. La tomografía axial computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM) muestran una reducción en el volumen y peso de la sustancia cerebral en pacientes con Enfermedad de Alzheimer en comparación con sujetos sanos.

Anuncio La atrofia, además de conducir a un agrandamiento de los surcos cerebrales y dilatación ventricular, afecta principalmente al lóbulo temporal medial. En esta zona, el hipocampo está más dañado. La atrofia hipocampal refleja los déficits mnésticos y de desorientación, característicos de demencia de Alzheimer .

recuperarse de la esquizofrenia sin drogas

La pérdida neuronal también ocurre en la neocorteza. Una mayor atrofia cortical puede estar relacionada con mecanismos de no uso. De hecho, junto con los fenómenos de muerte celular que en realidad afectan solo a un número limitado de áreas cerebrales, quizás el problema más grave, por las consecuencias que provoca, es la atrofia celular y la reducción de la actividad de las células nerviosas aún vivas (Moro y Filippi, 2010).

Cambios cognitivos en la enfermedad de Alzheimer

La imagen cognitiva de Enfermedad de Alzheimer presenta un deterioro progresivo de las funciones cognitivas. El trastorno cognitivo que más caracteriza a este tipo de demencia es el déficit de memoria. El trastorno es esencialmente episódico y anterógrado en el sentido de que el paciente no puede aprender nueva información (Vallar y Papagno, 2011). La memoria de perspectiva que permite que la memoria de eventos y acciones se realicen en el futuro también es significativamente deficiente. Uno de los objetivos más importantes de la investigación sobre Enfermedad de Alzheimer es identificar y definir la etapa preclínica. Los resultados de estos estudios podrían resultar cruciales para el diagnóstico y la prevención tempranos. La hipótesis actualmente formulada es la del continuo del deterioro cognitivo(Fig. 3).

Enfermedad de Alzheimer el papel del cuerpo calloso en la evolución de los síntomas cognitivos y neuropsiquiátricos _ FIG 3

La condición de deterioro cognitivo leve, conocido como deterioro cognitivo leve (DCL), se considera como la fase prodrómica de Enfermedad de Alzheimer . En esta etapa, los síntomas cognitivos detectados no son lo suficientemente graves como para hacer un diagnóstico ni deben subestimarse. Pacientes diagnosticados de DCL, aunque tienen un mayor riesgo de desarrollar la Enfermedad de Alzheimer , no siempre conducen a este cuadro patológico. En este caso, el papel de la reserva cognitiva es fundamental.

La Demencia de Alzheimer se puede dividir en tres fases evolutivas: inicio, avanzada y tardía. En la fase de inicio, los síntomas no son del todo claros. En cualquier caso, se destacan los siguientes déficits:

  • trastornos de la memoria episódica y anterógrada;
  • desorientación temporal y topográfica;
  • afasia anómica caracterizada por circunlocuciones y palabras paspartú;
  • dificultad en el cálculo;
  • apraxia constructiva.

En la etapa avanzada los síntomas están más definidos. Esta etapa tiene un tiempo variable de aproximadamente tres a ocho años. Los déficits encontrados son:

  • empeoramiento de los trastornos de la memoria;
  • afasia caracterizada por parafasia, circunlocuciones y dificultades de comprensión;
  • apraxia constructiva e ideomotora;
  • agnosia;
  • cambios de comportamiento (delirios, alucinaciones y conducta errante).

En la fase tardía, el cuadro cognitivo se deteriora por completo. Existen:

  • pérdida completa de habilidades cognitivas;
  • bradicinesia, rigidez, apatía y agresión;
  • pérdida completa de la autosuficiencia e incontinencia de esfínteres.

La Enfermedad de Alzheimer no conduce a la muerte del paciente. La muerte se produce por otras causas relacionadas, por ejemplo, con problemas respiratorios.

El cuerpo calloso

Anatomia del corpo calloso

los Cuerpo calloso Pertenece al complejo de formaciones comisurales interhemisféricas compuestas por fibras nerviosas, que conectan los dos hemisferios cerebrales. los Cuerpo calloso , ubicado en la fisura interhemisférica, aparece como una lámina de sustancia blanca con extensión sagital con curvaturas en sus extremos anterior y posterior. Esta estructura tiene las siguientes regiones(Figura 4):

  • el tronco, que constituye la porción principal;
  • la genu o rodilla, que forma la porción anterior plegada;
  • la tribuna, que se encuentra anterior a la rodilla y el esplenio;
  • el esplenio, que es posterior a la Cuerpo calloso .

Enfermedad de Alzheimer el papel del cuerpo calloso en la evolución de los síntomas cognitivos y neuropsiquiátricos _ FIG 4

Conexiones callosas

los Cuerpo calloso conecta las áreas de la neocorteza a cada lado del cerebro. Esta unificación es posible gracias a un gran haz de axones que conecta las partes correspondientes de los dos hemisferios: el lóbulo temporal izquierdo está conectado con el lóbulo temporal derecho; de manera similar, el lóbulo parietal izquierdo está conectado con el lóbulo parietal derecho, y así sucesivamente (Carlson, 2008). Las conexiones callosas, que consisten en bandas de fibras mielinizadas, son tanto homotópicas como topográficas. En el primer caso, las regiones corticales equivalentes de los dos hemisferios están conectadas; en el segundo caso, la organización topográfica de las fibras es tal que la región anterior de la Cuerpo calloso (rostrum y genu) es atravesada por fibras del lóbulo frontal, mientras que la región posterior (esplenio) es alcanzada por fibras de las regiones caudales de la corteza cerebral (Elahi et al., 2015). Las conexiones de la Cuerpo calloso con la corteza cerebral son(Figura 5):



  • tribuna y genu (porción anterior de la Cuerpo calloso ) con la corteza frontal y prefrontal;
  • esplenio (parte posterior del Cuerpo calloso ) con la corteza temporal occipital, parietal y medial.

Enfermedad de Alzheimer el papel del cuerpo calloso en la evolución de los síntomas cognitivos y neuropsiquiátricos _ FIG 5

como no sentir dolor

El cuerpo calloso y la enfermedad de Alzheimer

Atrofia del cuerpo calloso en la enfermedad de Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer se caracteriza por múltiples alteraciones que involucran diferentes áreas del cerebro. Muchos estudios han demostrado un deterioro del cerebro presente tanto en la materia gris como en la materia blanca. En este último caso, las búsquedas realizadas sobre cambios en el Cuerpo calloso en Enfermedad de Alzheimer . los Cuerpo calloso De hecho, es el haz más grande de fibras de materia blanca, que están cubiertas con una vaina de mielina. Los recubrimientos de mielina aseguran una conducción rápida de la señal eléctrica en el cerebro. Este aspecto es fundamental en las fibras callosas, dada su implicación en la transmisión e integración de información entre los dos hemisferios cerebrales.

El deterioro de la Cuerpo calloso asociado con Enfermedad de Alzheimer se ha informado principalmente en estudios transversales. Este tipo de estudios tiene algunas limitaciones; por ejemplo, los diferentes tamaños de Cuerpo calloso entre sujetos puede influir fuertemente en la validez de los resultados obtenidos. En este sentido, los estudios longitudinales tienen más ventajas que los transversales. Las técnicas utilizadas para el estudio de Cuerpo calloso son la morfometría basada en vóxeles (VBM) y la imagen por tensor de difusión (DTI). VBM es particularmente importante para el estudio de toda la estructura del cerebro, mientras que DTI es esencial para detectar cambios en las regiones callosas y vainas de mielina.

La atrofia del Cuerpo calloso se observa, con mayor atención, en la fase prodrómica de Enfermedad de Alzheimer. Muchos estudios han informado diferencias graduales y sustanciales en la estructura callosa entre pacientes con DCL estable y pacientes con DCL que evolucionan hacia la demencia. Un estudio longitudinal, por ejemplo, reveló cambios morfológicos y temporales similares en el Cuerpo calloso comparando sujetos con DCL estable versus el grupo de control. El hallazgo sorprendente es que estos cambios son más rápidos y más marcados entre los sujetos con DCL que evolucionaron hacia demencia que en los sujetos con DCL estable (Elahi et al., 2015).



Anuncio Un estudio de metaanálisis de imágenes estructurales mostró reducciones moderadas en Cuerpo calloso en pacientes con DCL en comparación con pacientes con Enfermedad de Alzheimer . En particular, los sujetos con DCL presentan atrofia en áreas más restringidas del Cuerpo calloso , especialmente en las regiones anteriores. Por el contrario, los sujetos con Demencia de Alzheimer tiene una atrofia que afecta las regiones anterior y posterior de la Cuerpo calloso (Xu- Dong Wang et al., 2015). Estos estudios citados destacan el grado de cambio en el Cuerpo calloso en Enfermedad de Alzheimer en comparación con pacientes con DCL. Esta comparación es sumamente fundamental ya que este cambio calloso podría considerarse como un futuro biomarcador, es decir, un indicador que permita diagnosticar la Enfermedad de Alzheimer.

Mecanismos subyacentes a la atrofia del cuerpo calloso en la enfermedad de Alzheimer

La atrofia del Cuerpo calloso Se ha observado en varias enfermedades graves como Enfermedad de Alzheimer , esquizofrenia, esclerosis múltiple y alcoholismo. Dos posibles mecanismos subyacen a esta atrofia callosa: la degradación de la mielina y la degeneración walleriana (Elahi et al., 2015).

En el primer caso, los diferentes tiempos de mielinización de las fibras callosas juegan un papel importante. La mielinización tardía se encuentra en la región de la tribuna, lo que produce fibras que contienen axones reducidos. La mielinización temprana, por otro lado, afecta la parte posterior de la Cuerpo calloso , especialmente el esplenio. Las fibras con mielinización tardía, al ser más vulnerables, suelen ser las primeras en sufrir los efectos de los procesos degenerativos. La región anterior del Cuerpo calloso , de acuerdo con este mecanismo de mielinización, es más sensible al deterioro cerebral debido a Enfermedad de Alzheimer .

En el segundo caso, la hipótesis de la degeneración walleriana sugiere que la pérdida de fibras callosas es consecuencia de la pérdida progresiva de neuronas corticales, que envían proyecciones a la Cuerpo calloso .

Atrofia del cuerpo calloso relacionada con aspectos cognitivos y neuropsiquiátricos en la enfermedad de Alzheimer

Numerosos estudios transversales y longitudinales han confirmado la presencia de del Cuerpo calloso en la fase prodrómica de Enfermedad de Alzheimer . Un paso más en la investigación es el estudio de una fuerte correlación entre el deterioro del cuadro cognitivo y neuropsiquiátrico del paciente afectado por Demencia de Alzheimer y degeneración callosa. En este caso, es fundamental la combinación del uso de técnicas de neuroimagen y pruebas neuropsicológicas y neuropsiquiátricas. En este tipo de investigaciones es importante prestar atención a ambos cambios en el Cuerpo calloso tanto a las múltiples conexiones que esta estructura establece con otras estructuras cerebrales.

Un estudio longitudinal realizado durante un período de un año arrojó resultados interesantes (Di Paola et al., 2015). Los aspectos cognitivos están más relacionados con el daño a la porción posterior del Cuerpo calloso , en particular el istmo y el esplenio. Estas regiones están conectadas topográficamente con el lóbulo temporal y parietal.

Los aspectos neuropsiquiátricos, en particular la depresión, se correlacionan con el daño a la tribuna, la región posterior de la Cuerpo calloso . Esta zona recibe fibras que se originan en la corteza frontal de la órbita, que también se encuentra dañada en pacientes parkinsonianos que manifiestan síntomas depresivos.

Conclusiones

los Cuerpo calloso es un gran haz de fibras que conecta los hemisferios cerebrales. Durante el envejecimiento, esta estructura cerebral sufre un deterioro gradual. En Enfermedad de Alzheimer , este cambio de callosidad parece ser más pronunciado y más rápido que en los pacientes con DCL.

En sujetos con Demencia de Alzheimer , el deterioro de la Cuerpo calloso está bastante extendido y afecta tanto a las regiones anteriores (tribuna y genu) como a las posteriores (istmo y esplenio). La degeneración walleriana y la degradación de la mielina podrían ser la base de esta degeneración. Las conexiones topográficas del Cuerpo calloso con las diferentes regiones del cerebro podría explicar un vínculo entre esta estructura y las manifestaciones cognitivas y psiquiátricas del paciente con Enfermedad de Alzheimer . La atrofia del Cuerpo calloso , estudiado con esto en mente, podría resultar un biomarcador importante, que permitiría formular un diagnóstico cierto de este tipo de demencia.